¿Está México en vías de convertirse en Smart City?

Tal como lo ha afirmado en repetidas ocasiones el arquitecto Daniel Madariaga Barrilado, especialista en temas de movilidad y sustentabilidad, las economías del futuro dependerán, en buena medida, de la “inteligencia” de sus centros urbanos. Pero, a ciencia cierta ¿qué se entiende por “Ciudad inteligente”?, ¿qué tan lejos están las urbes mexicanas de serlo y cuáles son sus fortalezas en el camino hacia esa transformación?

Estas son las interrogantes que funcionan como disparadores de reflexión frente a la realidad de centros urbanos como Londres, Tokio, Singapur, Toronto o Amsterdam, que ya se agrupan bajo el rótulo de “smart cities” y que marcan la pauta para la que, a decir de Madariaga, debiera ser la aspiración de todas las sociedades contemporáneas.

Por ello, a continuación analizamos la lista de características que estas urbes comparten y en las que su prosperidad encuentra fundamento:

  • Son centros urbanos donde el conocimiento en materia de innovación y tecnología se pone al servicio del desarrollo sustentable a propósito de lograr cambios que afecten de manera positiva las vidas de sus habitantes.
  • Entre las tecnologías que constituyen la “inteligencia” de estas ciudades figuran el big data, el internet de las cosas, las aplicaciones móviles y en general los desarrollos asociados con la industria 4.0 o al periodo conocido como “Cuarta Revolución Industrial”.
  • Como resultado de la implementación de estas tecnologías, las ciudades inteligentes se destacan por el compromiso de sus ciudadanos respecto al medio ambiente, la optimización de los servicios públicos y la consecuente disminución de costos para quienes los utilizan, el contar con administraciones más transparentes, mejores comunicaciones en todos los ámbitos y una mayor retención de empresas, cuya vida productiva se alarga al existir dentro del esquema de operación de una ciudad inteligente.
  • A diferencia de otras ciudades, poseen un mayor nivel de conciencia y participación ciudadana en lo que se refiere a las problemáticas colectivas.
  • Algunas de las formas en que las tecnologías determinan la inteligencia de las ciudades son la creación de sistemas para el cuidado de los recursos naturales, como los que tienen que ver con el ahorro de agua y energía eléctrica o bien, con el aprovechamiento de fuentes de energía alternas. De igual forma, en el urbanismo los avances mencionados permiten la construcción de infraestructuras sustentables, una gestión más eficiente del tráfico vehicular, así como sistemas de alumbrado público y de riego auto regulables.
  • En el ámbito de la administración gubernamental, estas ciudades cuentan con acceso público a la red de internet, plataformas de pago online y estrategias de seguridad que agilizan los tiempos de respuesta de las autoridades.

Fuente:

https:// www.excelsior.com.mx/nacional/naciones-inteligentes-apostaran-por-ciudades-inteligentes-daniel-madariaga-barrilado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *