Incentivos podrían ayudar a implementación de tecnologías sustentables

Con un nivel de emisión que rebasa las 970 toneladas de dióxido de carbono al año, el problema de la contaminación en México es un tema con múltiples aristas que debe encontrar solución para cada uno de los factores que inciden en la existencia de todo tipo de gases de efecto invernadero en el aire.

Como es lógico, el elevado número de parque vehicular presente en todas las ciudades del país y los grandes congestionamientos, son piezas que contribuyen en gran medida en el deterioro de la calidad del aire, por lo que implementar políticas para atenuar el daño que ocasionan puede ser la clave para el cuidado ambiental dentro del territorio nacional.

¿Qué se está haciendo en México para cuidar el aire?

Quizás uno de los programas de mayor difusión en todo el país es el “Hoy No Circula”, el cual entró en vigor desde 1989 para mitigar la contaminación atmosférica en la megalópolis.

Esta estrategia, a la que se han sumado otras como la verificación vehicular tanto para los pobladores de la urbe como para externos, así como su ampliación a diversos municipios del Estado de México que conforman el área metropolitana y medidas adicionales en caso de contingencia ambiental, son sólo algunas de las tantas efectuadas a lo largo y ancho del país.

Así, instrumentos como ProAire y ENCA son programas de los que se vale el gobierno federal para reducir, prevenir e incluso revertir los daños atmosféricos, esto con estrategias al corto, mediano y largo plazo.

Con esto se pretende incluir a los tres órdenes de gobierno, la sociedad civil, la industria privada y a los órganos académicos en la búsqueda e implementación de soluciones para mitigar los daños medioambientales ocasionados por las emisiones de CO2. Sin embargo, aún queda mucho por hacer.

¿Cuál es el camino que debemos tomar para reducir la contaminación del aire?

Al respecto, el empresario Daniel Madariaga considera que nuevas políticas públicas podrían fomentar la adopción de tecnologías amigables con la ecología tanto por parte de la iniciativa privada como por los mismos usuarios de vehículos automotores.

De esta manera, el ofrecer incentivos para quienes decidan adquirir automóviles eléctricos o híbridos y dar facilidades a empresas que inviertan en desarrollos sustentables, pueden ser soluciones a este problema.

Cabe recordar, además, que no es sólo la cantidad de coches en circulación lo que afecta al aire, sino también la acumulación de estos en las calles y la dificultad de tránsito, por lo que implementar espacios de estacionamiento automatizados y ecológicos a gran escala podría reducir significativamente la congestión vehicular y, por ende, la cantidad de emisiones contaminantes.

Fuentes:

https://www.elfinanciero.com.mx/nacional/optimizacion-de-estacionamientos-disminuiria-emisiones-de-co2-daniel-madariaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *