Estacionamientos robotizados, una solución medioambiental

Para todos los que habitamos en la Ciudad de México o en alguna de las grandes urbes del país –y aún en otras más pequeñas— es un lugar común el estar dando vueltas por las calles hasta, por fin, encontrar un sitio donde aparcar nuestro coche.

Ahora bien, es fácil de imaginar que, así como usted y yo realizamos esto cada mañana que vamos a trabajar, miles de personas hacen lo mismo a diario, lo que se traduce en más tráfico vehicular y, por ende, en más emisiones de gases de efecto invernadero.

Dentro del territorio nacional, se estima que se generan alrededor de 973 millones de toneladas de bióxido de carbono (CO2) anualmente, situación que, de seguir así, podría derivar en severos daños medioambientales, como los que ya pueden observarse en toda la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMCM), donde frecuentemente se sufren de contingencias por mala calidad del aire aún con programas destinados a aminorar esta condición, como el “Hoy No Circula”.

Esta situación podría reducirse haciendo uso de la tecnología en diferentes áreas, que van desde las implementaciones en movilidad y transporte (ciclovías, trolebuses, trenes eléctricos, etcétera) hasta aquellas de espacio, destinadas a procurar dar lugar a todos los automóviles que circulan de forma rápida y eficiente; hablamos de los estacionamientos robotizados.

¿Cómo un estacionamiento con tecnología robótica puede contribuir al ambiente?

Como se ha mencionado, una de las causas del congestionamiento vehicular es la falta de lugares para que todos los automovilistas puedan aparcar en la calle e incluso en los estacionamientos públicos y privados, pues en horas límite suelen estar abarrotados y en muchas zonas no los hay suficientes para cumplir con la demanda.

Al respecto, el empresario e impulsor de la tecnología robótica aplicada a estacionamientos, Daniel Madariaga,  destaca como una solución estos sitios para aparcar poniendo como referente a diversos países de primer mundo que lo han hecho con resultados positivos, recalcando que “La congestión y generación de emisiones podría mitigarse con sistemas como estacionamientos automatizados, incentivos para autos eléctricos y los conocidos como estacionamientos verdes o estacionamientos ecológicos”, como se lo hizo saber a un periódico de circulación nacional. Aunado a ello, el desarrollo de sistemas de estos sistemas incide también en la calidad de vida de los habitantes no sólo en relación al bienestar ecológico, sino además en la optimización de su tiempo, pues estudios revelan que cerca del 60 por ciento de los conductores presentan niveles elevados de estrés y ansiedad al estar buscando donde estacionarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *