Beneficios de la tecnología robótica aplicada a los estacionamientos en México

Ante el aumento del tráfico vehicular, el aparcamiento de los coches presenta evidentes ventajas como la disminución del congestionamiento en las principales vías de circulación y la reducción de emisiones contaminantes. Sin embargo, estos beneficios se ven condicionados por el espacio que se emplea para esta finalidad y la manera en que se utiliza.

En palabras del empresario y especialista en materia Daniel Madariaga, “En los últimos años se ha visto crecer de manera progresiva el parque vehicular de los mexicanos y aunque esto representa comodidad y confort para los usuarios, también genera muchas desventajas, principalmente la congestión vial y los accidentes automovilísticos”.

Ejemplo de esta situación dual es el encontrar coches estacionados en plena vialidad o en los exteriores de zonas residenciales, ya que, si bien el que estos no estén circulando en el momento contribuye a mejorar la situación ambiental y agiliza el tráfico, también es un hecho que plantea otras problemáticas, tales como la obstrucción de tramos por los que se podría circular, la invasión del espacio público y los accidentes asociados a este uso inadecuado.

Por otra parte, aunque la construcción de estacionamientos se proponga como una medida eficaz para la prevención de embotellamientos en las principales avenidas, también la optimización de los espacios destinados a este propósito es una necesidad inminente en los grandes centros urbanos. En este sentido, uno de los retos que enfrentan las compañías es que los estacionamientos no cuentan con la capacidad suficiente para responder a la demanda de los usuarios.

Esta es la razón por la que, desde la visión del contratista mexicano, la construcción de aparcamientos robotizados supone una alternativa viable para optimizar los espacios respetando las normas locales para proyectos arquitectónicos de este tipo. Aunque en América Latina existen pocos con estas características, el mayor se localiza en México y sus beneficios han sido probados en la edificación y puesta en marcha de un estacionamiento automatizado en la torre de Reforma 180. Se trata de un desarrollo que emplea tecnología robótica para garantizar el confort y seguridad de los usuarios y en el que la optimización espacial se traduce en un ahorro del 30% de la superficie rentable. El desarrollo se compone de siete elevadores de alta velocidad, ocho sistemas robóticos giratorios, treinta y tres de transportación de autos, varios sistemas inteligentes para la admisión y apoyo al usuario y cinco estaciones de entrega de vehículos vinculadas a una sala de espera. El estacionamiento es ecológico y responde efectivamente a las necesidades espaciales y de tránsito, a la vez que reduce los costes e implica menos tiempo y trabajo para los beneficiarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *